Economía post licuadora

Imprimí este post
(Nota publicada en el Diario “El Dia” por Amilcar Collante)
Argentina  vuelve a repetir la historia. Siempre hay una excusa para no poder solucionar (con un plan ordenado) los problemas macroeconómicos crónicos del país: inflación, déficit fiscal , déficit de balanza comercial, sobreendeudamiento, etc. Entonces se patea la pelota para adelante, “en año electoral no se puede”, “ la sociedad no está preparada”, “ la gobernabilidad es muy débil”.La propia incapacidad o inmadurez para resolver los problemas desencadenan en la salida más frecuente de los últimos años : licuar y hacer el ajuste por las malas.
La secuencia es conocida: devaluación- inflación – recesión y barajar de nuevo.Con algo más de competitividad para los sectores exportadores pero con un mercado interno más deprimido .
Y más pobres y crisis social en el corto plazo. Consumiendo como país menos dólares y  produciendo mas o al menos intentándolo.
 Si ganaremos solo “ un poco más de tiempo” o solucionaremos los temas de fondo .Nadie lo sabe.
Sabemos que vienen meses claves en lo social y económico .El gobierno hablo de emergencia y  ya estableció un refuerzo de AUH para septiembre($1200) y diciembre ($1500) .Y relanzó el programa precios cuidados con más productos.
Para los sectores que ya están bajo un  programa  asistencial la ayuda ya está pautada. Sin embargo, el Gobierno debería tener algún programa para quienes están  con riesgo de perder el empleo o quienes acaban de caer en la desocupación.
¿Cómo quedan los desequilibrios de Argentina post- licuadora?
Primero aclarando que está solución es por las malas. Debemos mostrar los problemas en perspectiva .
Por ejemplo, empecemos con el tipo de cambio. Que es una medida de competitividad precio. Hoy el dólar está en 38,5 pesos. Al arranque de la gestión de Macri cuando eliminó el cepo cambiario su precio era equivalente a un dólar  de 28 pesos (actual) Un 36% más caro.
Y el dólar de la salida de la convertibilidad de 2002 (donde había superávits gemelos) el dólar estaba en 56 pesos (actuales).
Para ir más cerca, el dólar de Noviembre pasado era de 24,5 pesos .Estaba muy atrasado.
Este dólar es más competitivo y seguramente traerá consigo una disminución de las importaciones (vía precios y recesión) que va a ir cerrando el déficit de balanza comercial. Achicara uno de los desequilibrios de la economía.
 Argentina lleva 19 meses seguidos con déficit comercial. Acumuló 8.400 millones de dólares de desbalance comercial en 2017 y otros 5870 millones de dólares en los primeros 7 meses de 2018.
Turismo
En los últimos meses los argentinos batían récord de viajes a Miami y Chile (por compras ) e inundaban los estadios en mundial de Rusia 2018.
Seguramente con el avance en la conectividad aérea interna y bajo costo y la baja en los precios de colectivos .Sumado a la suba en el dólar .Veamos un aumento en la demanda de viajes internos para esta temporada turística. Al mismo tiempo que aumentará el interés por vacacionar en Argentina para el resto del mundo.
Ciudades fronterizas
 Las ciudades fronterizas tienen un efecto inmediato. Iguazú , al igual que Concordia, Colón y Gualeguaychú elevan sus ventas por el diferencial cambiario.
 Estas últimas con un aumento de afluencia de uruguayos a los que ya les impusieron límites en las cantidades que pueden  cruzar por la frontera. Lo mismo ocure que Mendoza  y resto de las ciudades cercanas a las fronteras .
Sustitución de importaciones
Asimismo algunos reclamos del sectores industriales era el aluvión de importaciones en los años 2016 y 2017.Este dólar puede contener estos ingresos y que recomenzar con la sustitución de importaciones en algunos sectores .
Licuadora en BCRA y sistema financiero
Respecto de los problemas de la hoja de balance del BCRA. Mas específicamente de las Lebacs, Leliq y pases que son deuda del Banco Central. También se produjo una licuación.
A principios de año total de Lebacs, Leliqs y Pases sumaban unos 1,4 billones de pesos (a un dólar de 20 pesos) .Cerca de 70.000 millones de dólares .
Hoy representan solo 880.000 millones de pesos (22.8000 millones de dólares). Se han reducido nominalmente y también en dólares. Esto es positivo ya que hay menos papeles para provocar un nuevo salto cambiario. Es menos nafta al fuego.
Asimismo, las empresas y familias esta vez no está endeudadas en dólares .Por lo que el salto cambiario no afecta a sus pasivos.
 Y por el lado de los depósitos bancarios aún con la gran incertidumbre no hubo corrida bancaria. Los depósitos en dólares  están arriba de 27.500 millones de dólares y los depósitos en pesos a plazo no se fueron al dólar.
Pobreza
Lo más difícil es lo social : la pobreza y los índices de distribución del ingreso .Ahí la licuación nos pega donde más nos duele. Y partimos de niveles altos de pobreza cercanos al 30% y de 40% en lo que es pobreza infantil.
Por ello, el Gobierno debe hacer el esfuerzo que sea necesario para contener a los sectores más vulnerables.
Por último, muchos se preguntan si esta es una crisis y como terminará. Y si miramos la historia Argentina es cíclica. Y viene repitiéndose una y otra vez.
 Para responderles voy a tomar un ejemplo de una nota de otro economista,Tomás Bulat, un gran maestro.
“Supongamos que tenemos un amigo que cada 10 años se separa. Se casó a los 20 y se separó a los 30, luego se casó a los 31 y se separó a los 40. Se volvió a casar a los 41 y ahora que tiene casi 50 viene a contarte que está en una crisis matrimonial. Lo más probable es que le contestes que no es una crisis, es su habitualidad. Cada 10 años divorcio en puerta.Entonces, no hay crisis, hay habitualidad.”.
Be Sociable, Share!

Deja tu comentario