Jugar a dos puntas: algo de heterodoxia y cumplir con el FMI ¿Se puede?

Imprimí este post

 

Nota publicada en el diario “El Dia” el 14/04/19

Tras cumplir con los objetivos del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, Argentina recibió un desembolso por 10.800 millones de dólares la semana pasada. Son vitales para afrontar los próximos vencimientos de deuda y tener dólares para que el Tesoro Nacional venda en el mercado cambiario, intentando “calmar las aguas” con subastas de 60 millones de dólares diarios.

Cada mes que pasa el Gobierno se acerca a la “gran final”, que son las elecciones presidenciales, y que tendrán seguramente las PASO, la general y el balotaje en noviembre. Es decir, falta muchísimo. Sin embargo, el mercado se comienza a anticipar. Sus insumos, para decir que hacer con los títulos del Gobierno y acciones de empresas argentinas, son las encuestas de las consultoras, que muestran el momento de mayor deterioro en la imagen del Presidente . Consecuentemente, vemos como se dispara el riesgo país que está arriba de 800 puntos básicos. En los últimos días, no solo se observa la impaciencia de los mercados. También la de los propios integrantes de la coalición de gobierno (especialmente los radicales) y de la ciudadanía que observa como la inflación no cede. Sobre todo la inflación de alimentos, que es mayor al promedio de los precios. Por ejemplo, la canasta básica subió un 55,8% entre febrero de este año y el mismo mes del 2018. E impacta en los sectores más vulnerables de la economía. En ese marco, el presidente va a intentar dar respuesta a las presiones de la coalición-Cambiemos: esto implica un “giro heterodoxo”, que incluye medidas que son “parches” o “paliativos” a la situación actual. Y claramente, tienen un objetivoPor ello, el equipo económico ya tiene diseñado un mini plan para dar respuestas a estas demandas. Y tratar de fogonear algo al consumo interno y la actividad en la previa de las elecciones. Como requisito necesario e indispensable, antes de cualquier plan, se debe conseguir un dólar estable. En ese punto son fundamentales los agro-dólares, que ya empezaron a aparecer la semana pasada, ya que otro round cambiario diluiría las posibilidades electorales del oficialismo. El plan, que se anunciaría el miércoles, incluirá una ampliación del programa precios cuidados, créditos “blandos” (con tasas de interés subsidiadas) de ANSeS para jubilados y beneficiario de la Asignación Universal por Hijo además de un relanzamiento de los créditos hipotecarios PRO.CRE.AR. Y por último, alguna atenuación de los tarifazos que se terminarían de ajustarse en varias cuotas para no afectar tanto al bolsillo.

En medio de estos días el Gobierno también recibió en la revisión del acuerdo con el FMI, los números de como viene el programa fiscal. Y el organismo alertó que la recaudación está debajo de los esperado: aún con suba de retenciones a las exportaciones, no alcanza para llegar al déficit cero. Por ello el FMI en su informe, sabiendo que el Gobierno difícilmente pueda subir más las tarifas de servicios públicos o subir más los impuestos (por ejemplo el IVA), por el costo político que tendrían esas medidas, recomienda “achicar” aún más la obra pública, por 80 mil millones de pesos.Esto quiere decir que el Poder Ejecutivo está “tironeado” entre las cuestiones internas, las demandas de los ciudadanos y de la coalición oficial y además, por el FMI, que exige cumplir con lo firmado . Y el Gobierno debe dar respuestas en medio de un año electoral. ¿Podrá dejar a todos “satisfechos”? Es difícil la tarea y muy poco el tiempo.

(*) Economista UNLP

Deja tu comentario