De la flotacion a las bandas.Y sin escalas al tipo de cambio semi-fijo

Imprimí este post

(nota publicada el 05/05/2019 en el diario «El Dia»)

El Gobierno conjuntamente con el Banco Central en 2016 comenzó implementando un esquema de «metas de inflación» y flotación del dólar . Bajo ese régimen la autoridad monetaria fijaba la tasa de interés y el dólar quedaba determinado por mercado. En el arranque , el ex-presidente del BCRA, Federico Sturzenegger  nos hablaba de las ventajas del dólar flotante. Ya que amortigua mejor los shocks externos .

Este esquema «voló por los aires» a partir de abril de 2018 con el inicio de la corrida cambiaria. Pese a que el lema era que flote y el Central no intervenga en el mercado .El desarme de las Lebacs( deuda del BCRA) implicó que se vendan usd 10.960 millones con Sturzenegger (entre marzo y junio) y usd 5.000 millones en el paso «fugaz» de Luis «Toto»  Caputo por el Central.

Recién post segunda versión del acuerdo con FMI se determinó un nuevo esquema con zonas de intervención .El BCRA se comprometió a controlar la cantidad de dinero .El lema monetario fue «emisión cero» de pesos . La bandas cambiarias eran muy amplias .Arrancaron entre 34 y 44 pesos. Es decir, había 30 % entre el «piso» y «techo» de la zona de no intervención.

La crítica de los analistas era que el «techo» de la banda era muy alto .Y si el BCRA recién podía vender divisas en ese punto , la economía real iba a sufrir una aceleración de la inflacion en vano. El impedimento era que el FMI no autorizaba esta operatoria .

Además , desde febrero se venía retirando más pesos de la economía (por encima de lo pautado), la tasa de interés de Leliqs subió más de 20 puntos hasta marzo. Sin embargo, era inefectiva para calmar al tipo intervención. Consecuentemente, se pasó a este esquema nuevo donde el dólar quedará semi fijo .Al BCRA le «desataron las manos» para intervenir dentro de la zona de no intervención. Y podrá vender hasta 250 millones de dólares si la cotización supera los $51,5. Adicionalmente el Tesoro Nacional seguirá vendiendo usd 60 millones diarios (usd 9.600 millones en el año ) y continuarán altísimas tasa de interés. Todo el esfuerzo para contener al dólar.

Es inevitable comparar si esto no puede reeditar una cuestión similar a la crisis 2018. Sobre eso, tenemos algunas diferencias a remarcar . El tipo de cambio real multilateral ( que marca la competitividad precio con los países que comercia argentina descontando inflación) está 33% más alto que en abril de 2018.

La balanza comercial en mayo de 2018 acumulaba un déficit de 4.691 millones de dólares. Mientras que en los últimos 5 meses (disponibles en INDEC Dic/18-Marzo/19) hubo un superávit de 4.369 millones de dólares. Respecto de los instrumentos que pueden darle «combustible» a una corrida cambiaria.

En 2018 había 1,4 billones de pesos en Lebacs -Letras del Banco Central-. Equivalente a casi 70.000 millones de dólares. Hoy el stock que puede irse a dólar son los plazo fijos del sector privado que suman 1,1 billones de pesos .Pero con dólar a 46 pesos , equivalen a 24.300 millones de dólares.

En resumen, los flujos están equilibrados  y el dólar es más competitivo.

El tema son los stock de plazo fijos y también se podría agregar la deuda de corto plazo del Tesoro en pesos que suma cerca de 500.000 millones de pesos( 11.000 millones usd). Sin embargo, es menor que el total de Lebacs previo a la crisis cambiaria.

El éxito del tipo de cambio semi- fijo y su futuro dependerá de la cantidad de «municiones» que tenga que usar el BCRA  y la frecuencia de su uso para mantenerlo calmo. En este punto, menos (intervención) es mejor. Y el factor sorpresa (el timing)  en las intervenciones no es trivial.

Quizá el sistema bi-monetario (peso y dólar) que funciona «de hecho» en Argentina. Y está en la cabeza de los agentes económicos. Necesite un quiebre las expectativas de devaluación (y de inflación) que implique más rigidez cambiaria. La «flotación cambiaria» ,por ahora, quedará como un intento fallido 2016/18 para los libros de historia económica.

Deja tu comentario